Sin salida (Abduction): ¿Taylor Lautner un nuevo héroe de acción?
Escrito por Daniel Lobato   
Viernes, 14 de Octubre de 2011 13:18

Sin salida es mejor de lo que uno se espera. ¿Taylor Lautner recién salido de Crepúsculo? ¿Y cómo protagonista? Los prejuicios hacia la saga vampírica no deberían ser un argumento de peso y han de ser superados de una vez. Hay vida más allá y el film de John Singleton no es sino un ejemplo más. Así, mientras Pattinson y Stewart se han estado embarcando en proyectos más "indies", Lautner ha cogido la riendas de su carrera (su productora mediante) haciendo sus pinitos como héroe de acción en su primer rol protagonista.

 

John Singleton está al frente de un proyecto que –para que nos vamos a engañar– está concebido para lucimiento de su estrella (gratuito torso desnudo incluido). Sin salida nos presenta a un chico que descubre que su familia y su vida no son reales, por lo que tiene que ir en busca de respuestas mientras lucha por salvar su vida y la de Karen (Lily Collins).

 

A partir de aquí Taylor tiene vía libre para demostrar sus aptitudes atléticas (ha sido campeón de karate) y llevar el peso de una historia que pese a transcurrir por los cauces más habituales y no tener unos personajes muy elaborados, funciona como un reloj. El film mantiene el ritmo que impide que nadie caiga en el aburrimiento y la experiencia de Singleton potencia una realización que sabe donde y cuando introducir cada elemento.

 

Taylor Lautner - Lily Collins

 

Detalle importante es el de comprobar como nuestro protagonista no hace nunca uso de las armas de fuego. A pesar de tenerlas a su alcance las evita, prefiriendo el cuerpo a cuerpo. Lo más curioso, sin embargo, es que en el poster del film, sí aparece portando una pistola.

 

Sin ser un gran título, Sin salida es muy efectivo, es un thriller de manual que se sitúa en la onda de producciones recientes como Sin identidad o la saga de Bourne. Además, al reclamo de Lautner (y para escudarle) se suma un plantel de secundarios de lujo. Lily Collins (futura Blancanieves), Jason Isaacs y Maria Bello en unos breves pero potentes papeles, Alfred Molina como el malo / bueno de la historia, Sigourney Weaver como mentora del joven, el villano Michael Nyqvist...

 

Esta película demuestra el oficio (una vez más) de John Singleton tras la cámara y las posibilidades de Taylor Lautner como héroe de acción. Ahora está por ver si su carrera tira por estos u otros derroteros.