IX Muestra Syfy. Día 4: Phenomena trae la sci-fi y 'Lobos de Arga' la comedia
Escrito por RJ Prous / Daniel Lobato   
Domingo, 11 de Marzo de 2012 21:01

La edición 2012 de la Muestra Syfy se ha despedido con un buen sabor de boca gracias al programa doble que ha traído el Phenomena de Nacho Cerdà (con quien no tuvimos la oportunidad de conversar) directamente desde Barcelona, que ha sabido recoger el leit motiv del evento con dos propuestas con el fin del mundo como telón de fondo: Ultimátum a la Tierra (Robert Wise, 1951) y El Planeta de los Simios (Franklin J. Schaffner, 1968). La organización del Syfy, tan lucida como siempre, ha concluido el fin de semana con dos apuestas que de sci-fi, poco: The Inkeepers (Ti West, 2011) y la española Lobos de Arga (que sigue recorriendo festivales y certámenes varios a la espera de una fecha de estreno definitiva).

 

La tarde ha comenzado la proyección (en formato de sesión doble) de dos clásicos del género: Ultimátum a la Tierra y El Planeta de los Simios dentro de una edición especial de Phenomena Experience. Los títulos, proyectados en formato digital se han acompañado de los ya esperados (casi más que las propias películas) spots comerciales y trailers de lo mejor (y peor) del cine de género de décadas pasadas.

 

Lo que también queda claro es que el público de Madrid no es el de Barcelona. En un evento (Phenomena) que invita a participar activamente a la gente durante la proyección ha terminado convirtiéndose en una experiencia de lo más convencional, ya que ni el mítico anuncio de Movierecord ha sido capaz de hacer cantar a la gente. Tan sepulcral (o respetuoso, no seamos maliciosos) era el ambiente que en la proyección de El Planeta de los Simios sólo los nombres de Charlton Heston, Jerry Goldsmith y Franklin J. Schaffner levantaron tímidos aplausos. El crédito Roddy Macdowall (partícipe en 4 de las cinco historias originales) ha pasado sin pena ni gloria, así como el de Kim Hunter (la doctora Zira). Desgana o desconocimiento.

 

El lado positivo de esta timidez colectiva de la platea ha sido disfrutar de dos grandes clásicos del cine de género en pantalla grande.

 

Michael Rennie en Ultimátum a la Tierra
Michael Rennie, en una escena de Ultimátum a la Tierra.

 

Tras los clásicos le ha tocado a Ti West (autor de The House of the Devil o de la próxima The Side Effects) tratar de asustarnos con su The Innkeepers, que viene de exhibirse por festivales de todo el mundo (incluido Sitges) y que por el momento sólo ha logrado que se fije el 8 de Junio como fecha de estreno en Inglaterra. El problema de la cinta de West no es su duración (100 minutos) ni su realización (imágenes bien construidas, un atractivo apartado sonoro...) sino que se divide en cuatro actos (tres capítulos y un epílogo) de los cuales dos y medio son pura sitcom y el resto no logra sacarnos de la inercia cómica de los anteriores. Durante la proyección se escucharon numerosas carcajadas, así que al menos hay que concederle al director el mérito de hacer reír al público que pretendía asustar...

 

Bromas aparte, The Inkeepers tiene una solución tan decepcionante que puede hacernos olvidar a una Sara Paxton (Tiburón 3D, Super Hero Movie) simpática y que congenia con bastante eficacia con Pat Healy (Magnolia, Rescate al Amanecer). Además, esta película nos permite escuchar un trabajo más de Jeff Grace en la misma semana (el compositor también es el responsable de la música de Stake Land) y comprobar como este colaborador habitual de Ti West controla unos registros de lo más variado y le pone a cada situación el sonido que necesita.

 

Sara Paxton en The Innkeepers
Sara Paxton, captando psicofonías en The Innkeepers.

 

Antes de la última sesión de esta IX Muestra Syfy ha tocado salir de nuevo a la Plaza de Callao para hacer una nueva cola. Esta nueva espera, quizás por ser la última de muchas, ha suscitado una reflexión entre los que dábamos una vuelta completa a la plaza para volver a sentarnos frente a la pantalla: ¿De qué sirve comprar un bono o tener un pase para todas las sesiones si tienes que salir de la sala al final de cada proyección? La gestión de las colas ha sido uno de los mayores fallos de la organización y ha provocado descontentos (durante la muchas proyecciones se pudieron oír gritos a favor de los Cines Palafox, antiguo emplazamiento del Festival) perfectamente evitables. Un tema aparte sería por qué incluir en un festival cuyo tema central es el fin del mundo películas como The Innkeepers, Lobos de Arga, The Prodigies o Hobo with a Shotgun, pero dejemos eso a la consideración de las mentes creativas que han ideado la programación de este año.

 

Lobos de Arga, la cinta de Juan Martínez Moreno (Dos Tipos Duros, Un Buen Hombre) que ha cerrado la Muestra, es una simpática mezcla de humor y terror que intenta seguir la senda de cintas como Zombies Party o Arma Fatal, parodiando a un género (el cine de hombres lobo) a la vez que le rinde un claro homenaje. La película dista mucho de ser perfecta (el montaje de sonido, por ejemplo, es horroroso), pero hace reír a base de bien y no ofende a la inteligencia del espectador ni a su buen gusto, un par de cosas a las que por desgracia estamos demasiado acostumbrados en el cine de humor patrio. La terna de actores que forman Gorka Otxoa (Pagafantas, Plaza de España), Secun de la Rosa (Días de Fútbol, No Controles) y Carlos Areces (Promoción Fantasma, Balada Triste de Trompeta) resulta muy divertida y sólo se echa de menos algo más de ritmo a la hora de encajar las secuencias de humor de la película, cuyo estreno está en el aire, si bien se rumorea que podría llegar este verano.

 

Lo cierto es que el argumento ha logrado mantener al público muy entretenido y tras la proyección de la película se ha podido escuchar uno de los aplausos más largos de la Muestra. El humor ha logrado lo que no han conseguido ni los mejores clásicos de la ciencia ficción: despertar a medianoche al adormecido público de Madrid.

 

Gorka Otxoa en Lobos de Arga
Gorka Otxoa y Secun de la Rosa (detrás) en Lobos de Arga.

 

Y con esto damos fin a nuestra cobertura de la IX Muestra Syfy de Cine Fantástico. El año que viene el festival cumplirá diez años y nosotros trataremos de estar de nuevo allí para acercar vuestras pantallas toda la programación y los estrenos del cine de terror y ciencia-ficción.