Superman. El hombre de acero vol. 2: De Darkseid a Bloodsport
Escrito por Daniel Lobato   
Sábado, 23 de Febrero de 2013 21:11

Superman / John ByrneTras deleitarnos con la estupenda miniserie que reinterpretó a Superman en el universo post-Crisis en Tierras Infinitas, ECC publica un segundo volumen con algunas de las historias que encumbraron a John Byrne como uno de los grandes autores de Superman. Establecido el origen del mito, el autor británico se hizo con dos de las tres cabeceras con las que contaba el hombre de acero: Action Comics y Superman. Y son estas (más un capítulo de Aventuras de Superman de Marv Wolfman) las que configuran este tomo: Action Comics 584-587, Superman 2-4 y Adventures of Superman 426.

 

El arco argumental más extenso lo forman los tres números que llevan a Superman a Apokolips, en donde debe luchar contra Darkseid. Una historia que mete de lleno al último hijo de Krypton en el crossover Legends, el primero tras Crisis en Tierras Infinitas y que serviría para traer de vuelta toda la mitología del Cuarto Mundo de Jack Kirby. La presencia de este evento en el tomo es la que justifica la aparición del Adventures of Superman 426 de Marv Wolfman, ya que es el nexo de unión entre el ejemplar de Superman y el de Action Comics que completan la saga.

 

Los restantes números incluidos en el libro son historias autoconclusivas que sirven como prueba del talento de John Byrne como narrador. El ejemplo más claro es el de la mencionada Legends. Hoy día, esta trama habría necesitado varios meses para desarrollarse, aquí sin embargo, solo hizo falta una grapa de cada una de las cabeceras del hombre de acero. En un ejercicio de nostalgia, muchos disfrutaran de unas historias de aparente sencillez, capaz de ser contadas en 24 páginas.

 

Centrado sobre todo en su trabajo en Superman, John Byrne convirtió Action Comics en una suerte de team-ups en los que Kal-El se veía las caras con otros héroes y personajes del universo DC, como son los incluidos en el tomo: Etrigan, los Nuevos Titanes y el Fantasma Errante. Historias estas que no desarrollan en exceso al personaje, pero que sirven para colocarle en situaciones insospechadas en los que la magia y los entornos fantásticos son algo habitual.

 

Además de la lucha con Darkseid (que explora temas como la importancia de Superman como símbolo y del peligro que supondría que unos poderes como los suyos no estuvieran al servicio del bien) destacan dos relatos sobre los demás: el protagonizado por Lex Luthor y el de Bloodsport. El primero muestra al carismático villano obsesionado por encontrar la relación entre Clark Kent y Superman con el objetivo de desenmascararle de una vez por todas. Luthor es capaz de todo por obtener lo que ansía y no le tiembla el pulso si tiene que llevar al límite a sus víctimas y rivales. Su interacción con su subalterna Amanda McCoy o con Lana Lang dan buena muestra de ello.

 

El aspecto más fascinante de esta encarnación de Lex Luthor (ideada por Wolfman) es que a pesar de todo su poder, Superman no puede tocarle. Aunque le consuma la rabia por el daño que les hace a sus seres queridos, Luthor parece estar por encima de la ley y siempre tiene las espaldas bien cubiertas. Al igual que Lex Luthor es incapaz de derrotarle, Superman no puede hacer nada contra él, y ambos lo saben.

 

El enfrentamiento contra Bloodsport, por su parte, además de permitirnos descubrir nuevas formas de utilizar la kriptonita, es todo un alegato contra las consecuencias (emocionales) de la guerra de Vietnam; contra el desamparo de una sociedad (la americana) ante una guerra inútil, una guerra sinsentido de la que solo salieron víctimas y que no hizo ningún bien.

 

Los extras de este Superman: El Hombre de acero Vol. 2 incluyen un artículo Marv Wolfman para abrir el tomo y cinco páginas (al final del mismo) dedicadas a la historia de Krypton y a tres personajes, Lois Lane, Amazing Grace y Metalo, todas ellas escritas y dibujadas por el propio Byrne.

 

 

Síguenos

Facebook Twitter YouTube Rss